sábado, 5 de febrero de 2011

ENTRE-VISTAS, la bombilla

video

6 comentarios:

Ataúlfa Braun dijo...

Muy enigmática esta entrevista, Jordi. Pero hoy que estoy nublada y trastornada por la niebla se me ocurren otros "usos". La bombilla,sirve también para tirarle piedras y fundirla.
Un petó.

Jordi Pascual Morant dijo...

Eso me parece una gamberrada ;) pero te lo perdono, la culpa la tiene la climatología.
Si nos quedamos sin la luz que nos aporta el arte, será difícil ver la belleza de lo que nos rodea.
Mañana saldrá el sol, que es otra luz que nos alegra el día.
un petó.

Humbert Sanz i Vaqué dijo...

Jordi,
En tu última Entre-vista me emplazaste a razonar sobre cual creía que era el objeto que mejor representa a un artista... me dejaste con la duda y mi cerebro no ha parado de dar vueltas y más vueltas pensando con diferentes utensilios que pudieran englobar a todas las disciplinas artísticas, pero mi luz no se iluminó hasta que encendiste “la bombilla”.
Deliciosa entrada, alumbrada con tenue y calido resplandor y acompañada por la aterciopelada trompeta de Miles Davis.
Una abraçada!

Ataúlfa Braun dijo...

¿Una gamberrada? Sí, pero artística. Recuerda que el artista es el único capacitado para crear, pero también para destruir su obra. Estamos faltos y necesitados de artistas gamberros. Queremos Duchamps que orinen en la niebla y que hagan cuadros estratosféricos con partículas contaminantes en suspensión. Apaguemos todas las bombillas reales y jodamos a las eléctricas; sólo vale encender la bombilla imaginaria. Imaginemos pues y creemos al fin.
Gracia Jordi, por permitirme ser irreverente.
Besos!

Jordi Pascual Morant dijo...

Tu irreverencia es estimulante.
No se me había ocurrido mezclar el boicot a las eléctricas con la creación, muy oportuno.
Quizá el problema radica en que nos alejamos del sentido del arte y la creación, y lo convertimos en bandera ideológica. No es ese el sentido que a mí me interesa. El invento de la luz eléctrica entraña la esencia misma de la sinapsis cerebral humana. Luego vienen los que mercantilizan el invento y nos intentan alejar de la verdad.
Me interesan Duchamp, Banksy, Rimbaud, Thelonius Monk, etc, etc. Tenemos muchos ejemplos de artistas suicidas, como nos cuenta Vilamatas en Bartleby y compañia...
Yo admiro el mundo en el que vivimos, mi idea panteísta me inclina en ese sentido. Pero por supuesto se aprende mucho de los males y las equivocaciones, que tenemos por doquier.
Un beso, adorable gamberra ;)

Ataúlfa Braun dijo...

Jajajjajajaja. Por cierto, nunca hemos hablado de Vila-Maras, con lo que me gusta él y su literatura shandy. Queda pendiente.
Besos agamberrados, jajajajajaj!